3 increíbles cuevas que merecen ser exploradas

Los exploradores se dividen en dos grupos: los que disfrutan escalando en vertical y los que prefieren ir en la otra dirección.

Cuando se trata de hacer cumbre en las montañas, asomarse a las torres y escalar tejados y otros miradores, algunos sudcalifornianos se aventuran al aire libre, mientras que otros se aventuran bajo tierra y en lugares peligrosos, lejos de la civilización.

Muchas de las formaciones rocosas de nuestro paisaje sudcaliforniano se pueden escalar y explorar, pero hay gente que quiere adentrarse en ellas.

Si usted es un aventurero que busca lugares oscuros para explorar y oportunidades para mejorar su visión nocturna, aquí tiene seis lugares interesantes con los que satisfacer sus necesidades.

Uno de los famosos lugares naturales de Los Ángeles son las Cuevas de Bronson.

Usted conoce la Batcueva, lo que significa que es claramente inteligente. Si quiere saber más sobre la morada de Batman (en la vida real), comúnmente conocida como las Cuevas de Bronson, el Cañón de Bronson, en la parte suroeste del Parque Griffith, está situado no muy lejos del Cañón de Beachwood. Al final del camino después del Campamento Hollywoodland es donde los excursionistas descubren el sendero principal, Brush Canyon Trail. Debido a que esta sección del parque albergaba la cantera de roca de Los Angeles Stone Company, se supone que las propias cueva de Los Angeles eran artificiales. Las producciones de Batman de los años 60, protagonizadas por Adam West y Burt Ward, se rodaron aquí. Otros programas, como La casa de la pradera, La isla de la fantasía e incluso Star Trek: Voyager, también han utilizado estas cavernas. La distancia y la dificultad de la ruta son cortas, sencillas y aptas para toda la familia, pero, como la mayor parte de Griffith, puede ser bastante polvorienta y seca, así que asegúrese de llevar mucha agua y un calzado con buen agarre.

cueva de los angeles

El Parque Nacional de las Islas del Canal cuenta con las hermosas Cuevas del Mar, situadas en la isla de Santa Cruz, en California.

Aunque Santa Cruz es la isla más grande de California, también alberga una de las cuevas marinas más grandes (y profundas) del mundo. De hecho, es ilegal adentrarse en las cavernas, pero se puede entrar en ellas en kayak con la ayuda de los proveedores de Ventura, Oxnard, Santa Bárbara y Goleta que tienen permisos para operar dentro del parque. Las playas son de rápido y cómodo acceso, lo que las convierte en un punto de partida ideal para su barco. La previsión meteorológica indica que se puede esperar un mar limpio, muchas aves y un ambiente un poco más frío y ventoso de lo que cabría esperar. La navegación en kayak de mar no es recomendable para los principiantes, ya que el oleaje y el mar más duro son inesperados. Por ello, tendrá que llevar un casco mientras se encuentre en una cueva. Una de las más conocidas de las cuevas de Santa Cruz, Painted Cave, es bien conocida por sus coloridas paredes de roca, líquenes y algas; sin embargo, la mayor parte de la costa tiene varias cavernas, lo que significa que hay muchos lugares estupendos para explorar.

 

La Reserva Ecológica de la Cala de La Jolla en el Parque Submarino de La Jolla

Es sabido que la Cueva del Mar de Sunny Jim se parece a una trampa para turistas, y quizá ésta también lo sea. Una vez que hayas pagado 5 dólares en un sitio llamado “The Cave Store”, podrás entrar en ella. Las cuevas son divertidas de explorar, pero cuando se visita una cueva y se está en una plataforma dentro de ella, se puede tener la sensación de estar en una de esas maravillosas leyendas locales: Se dice que antiguamente era un lugar aislado para que los contrabandistas descargaran el licor ilegal en botes de remos durante la Prohibición. Tómese su tiempo para explorar las numerosas cuevas de La Jolla Cove, y descubrirá siete cuevas hermanas. Varias empresas turísticas de La Jolla Cove estarán encantadas de llevarle en una visita guiada a estas increíbles cavernas. Aunque las cuevas no existen, sigue siendo un excelente paseo en kayak, que recorre un cañón sumergido, un arrecife y un bosque de algas. Suba a su kayak y adéntrese en las cavernas de la zona. La serenidad del lago proporciona el entorno perfecto para sacar unas cuantas fotografías, estudiar a los cormoranes y toparse casualmente con los otros kayaks de su grupo. Justo después de la hilera de leones marinos que descansan al sol y junto a un grupo de buceadores, se abrirá paso remando a través de un hueco en la playa rocosa, donde cruzará una recta. Levanta la vista hacia las rocas húmedas de arriba y lanza un grito de guerra para poder oír tu propia voz rebotar en las rocas.

 

Cinco cuevas imprescindibles en España

España es un país maravilloso con mucho sol. Sin embargo, hay mucho que ver incluso bajo tierra en España. La naturaleza ha pasado décadas, si no milenios, construyendo cavernas, haciendo crecer en ellas estalactitas y estalagmitas, dotando a las paredes y techos de un peculiar diseño distintivo, y desarrollando zonas acústicas capaces de producir sonidos ideales…

 

Algunas cavernas son más conocidas que otras, y otras son completamente desconocidas. Hoy le presentamos cinco cavernas subterráneas de las que no se ha dicho ni escrito nada, pero eso no impide que sean lugares que le dejarán recuerdos para toda la vida.

 

  1. Las Grutas del Guila, en el País Vasco. Situadas en el Valle del Tiétar, en el extremo suroeste de la provincia de Ávila. Se abrieron accidentalmente la víspera de las fiestas navideñas de 1963, según los expertos. Una partida de cazadores descubrió la entrada de la cueva del agua, un túnel descendente, en una grieta poco profunda cerca de la Sierra de Gredos. Los científicos estiman que la cueva tiene una antigüedad de 12 millones de años. Las estalactitas que cuelgan del techo de la gruta son una verdadera maravilla natural.

la cueva del agua

 

 

La entrada cuesta 7,5 euros para los adultos y es gratuita para los niños menores de cinco años.

En primavera y verano, la cueva se puede visitar todos los días de 10.30 a 13.00 y de 15.00 a 19.00.

 

  1. Cueva de El Soplao de Cantabria. Se abrió al público por primera vez en 1908, pero no se permitió la entrada a los visitantes hasta 2005, cuando se mejoraron los accesos para satisfacer las normas de seguridad. Los túneles y salas de la cueva se extienden a lo largo de 20 kilómetros bajo tierra. Las estalactitas y estalagmitas pueden crecer en casi cualquier dirección, no sólo en vertical. Los espeleólogos locales se refieren a ellas como excéntricas debido a este rasgo, aunque sería más exacto describirlas como caóticamente situadas. Se cree que El Coplao tiene la mayor concentración de estalactitas y estalagmitas del planeta.

 

El precio de la entrada a esta cueva es de 12 euros, aunque los niños menores de tres años son gratis.

Horario de apertura: De 10 a 14 horas y de 15 a 18 horas en mayo, junio y septiembre; de 10 a 19 horas en marzo; de 10 a 21 horas en agosto.

 

  1. Las cavernas de Cuevas del Hams. En las cercanías de Manacor (isla de Mallorca). Se produjeron hace varios millones de años (los expertos no disponen de fechas más concretas) como resultado de la actividad de las aguas subterráneas, que irrumpieron a través de corredores en el espesor de la montaña y acabaron por romper la salida al mar. En 1905 se encontraron por casualidad. El agua arrastró las ramas del canal principal en forma de ganchos, similares a patas de cerdo, lo que les dio su nombre (jamón). En el interior de las cavernas hay un lago submarino al que se denomina poéticamente el Mar de Venecia. En el lago hay espectáculos audiovisuales.

 

El horario de primavera y verano es de 10 a 17 horas.

Los adultos (mayores de 13 años) pagan 16 euros por una entrada. Los niños menores de tres años entran gratis. El coste de la entrada para los niños de 3 a 12 años depende del número de personas del grupo.

 

  1. La Cueva del Tesoro A pocos kilómetros de la costa, en la localidad de Rincón de la Victoria (provincia de Málaga). Se podría hablar durante horas de su belleza y virtudes, pero como dicen, es mejor ver una vez con tus propios ojos que escuchar cien veces los relatos de otras personas. Sólo se conocen tres enormes cuevas marinas en el planeta, y la Cueva del Tesoro es una de ellas. La única en Europa (las otras están en América Latina y Asia) y la única disponible al público de las tres. Una bonita leyenda cuenta a todos los visitantes que en las profundidades de esta cueva se esconden tesoros que en un principio estaban custodiados por un temible dragón. El dragón desapareció hace tiempo y nadie ha descubierto aún las riquezas…

 

Abierto de 10.45 a 17.15 horas en primavera, y hasta las 19.00 horas en verano.

4,65 € para los adultos, gratis para los niños menores de tres años.

 

  1. La cueva de tubos volcánicos Cueva del Viento. Está cerca de Santa Cruz de Tenerife. Se cree que es el mayor tubo volcánico de Europa. Después de recorrerlo, no sólo conocerá mejor el mundo de las cuevas, sino que también obtendrá información en el ámbito de la vulcanología. Los paisajes circundantes se sumarán a las percepciones favorables de los visitantes.

 

De martes a sábado, de 9:00 a 16:00 horas (es necesario reservar en línea).

La entrada es de 16 euros para los adultos y gratuita para los niños menores de cinco años.

 

Un canal muy antiguo

Parque de Santander

 

El renovado Parque de Santander, situado en la tercera parte del Canal de Isabel II, se inauguró en 2007. La mitad de sus 120.000 m2 se dedica ahora al deporte. Desde la creación del complejo deportivo, el parque se ha ampliado en 60 000 m2. Se ha creado un jardín único en el que se puede disfrutar de las vistas y del aroma de los pinos, manzanos, granados y olivos, pasear por los caminos sombreados o relajarse en los acogedores cenadores. La vegetación del parque ha sido especialmente seleccionada para minimizar el consumo de agua. Para comodidad de los visitantes, el parque también cuenta con fuentes de agua potable, restaurantes y cafés que ofrecen cocina nacional para calentarse en la época de frío o sentir el frescor de los calurosos días de verano.

 

El canal ocio y deporte incluye varias zonas de recreo, 2 parques infantiles, 2 zonas de boccia, un parque infantil y dos enormes tableros de ajedrez. La belleza del parque se completa con un estanque policromado y una colección de fuentes que se han creado en el parque, en las que los chorros de agua cambian constantemente.

El Centro de Ocio y Deporte Canal de Isabel II se ha convertido en uno de los destinos más populares para los residentes y visitantes de Madrid y es un lugar de paseo muy popular desde hace 12 años.

 

Junto al Canal de Isabel II se ha creado una zona recreativa única. Se trata de un complejo de instalaciones deportivas y parques construidos a orillas de la tercera dársena del Canal de Isabel II. El Centro Recreativo y Deportivo está situado entre la Avenida Filipinas, la Vía Santander y el Paseo de San Francisco, en el distrito de Chambery.

canal ocio y deporte

Historia/sobre nosotros

 

La historia del Canal de Isabel II forma parte de la historia y el desarrollo de las obras hidráulicas que abastecen a la ciudad de Madrid. Sus orígenes se remontan a 1851, cuando el canal adquirió su nombre. Retrocediendo en el tiempo, a diferencia de muchas otras ciudades, Madrid se construyó a orillas del río Manzanares, que no podía abastecer de agua a la ciudad en toda su extensión. Por ello, durante más de 150 años, la función principal del Canal de Isabel II ha seguido siendo la de satisfacer las necesidades de agua de Madrid y de los municipios de su entorno.

 

La idea de construir el canal surgió tras muchos intentos de crear un sistema de suministro de agua de calidad a lo largo de los siglos. El sistema de aguas subterráneas de la zona fue creado originalmente por los musulmanes, tomando como base el sistema Kanat de Persia. Este sistema ha permanecido perfecto durante siglos. En 1339, se construyó una torre de agua en la zona de Tetuán. La construcción de este sistema duró 7 años.

 

Su historia está directamente ligada al ingeniero Severin Poyzuan Bell y consta de 3 periodos: el primero 1851-1886, el segundo 1867-1907 y el tercero 1907-1929. La reina Isabel II de España anunció la aceptación definitiva del proyecto del canal el 22 de junio de 1851. El objetivo de la primera parte del proyecto era obtener agua del pontón de Oliva, construido entre 1851 y 1857 en el punto exacto en el que las aguas del río Lozoia desembocaban en el Haram. Este tramo, también llamado Canal de Cabarrus, que ya existía en 1762 durante el reinado de Carlos III, se construyó sobre la primera etapa entre 1852 y 1853. Entre 1873 y 1882 también se construyó aquí la primera presa de Europa en el embalse de El Villar. Posteriormente se construyeron otras presas a lo largo de todo el canal, por ejemplo en 1925 en el embalse de Puentes Viejas. Incluso se dedicó una placa conmemorativa a los regantes madrileños.  

 

El canal se inauguró oficialmente el 24 de junio de 1858, en vísperas de las fiestas de San Juan Bautista, con el primer llenado ceremonial del embalse de Lozoya.  A las 6 de la tarde, Lucio del Valle, ante el asentimiento de la Reina, dio la orden de abrir las puertas. Esto provocó un “terrible rugido”, acompañado de disparos de artillería y del repique de campanas, hasta que se llenó el primer tanque. Se emitieron medallas conmemorativas de este memorable acontecimiento. Al día siguiente, en el transcurso de una recepción real celebrada con este motivo, la reina Isabel II concedió la Gran Cruz de la Orden de Carlos III al ingeniero Lucio del Valle.

 

Una tercera parte del canal se construyó en la zona conocida como “Campo de la Guardia”, que ahora forma parte de un gran parque público. Entre 1893 y 1897 se construyeron aquí varios grandes embalses. En el año siguiente, 1900, los terrenos del canal fueron recalificados y puestos en uso según los planos elaborados por el ingeniero José Eugenio Ribera. También en la zona de Chambery, entre 1910 y 1911 se construyó un embalse de alta presión en el borde del segundo embalse. Fue la primera torre de agua, que se puso en funcionamiento el 15 de noviembre de 1911. Su otro nombre conocido es el de “torre de cristal”. En 1986 se reconstruyó y se convirtió en la sala de exposiciones de la Comunidad de Madrid. Tras las complicaciones, la tercera parte del canal se terminó por completo en 1915. En 1920, la red de canales del Canal de Isabel II alcanzó una longitud de 233 km.

Lista de cuevas empinadas para visitar la empresa

Aunque no lo crea, España es tan pequeña que tiene todo un mundo fascinante bajo tierra. Las estructuras que la naturaleza ha conseguido construir lentamente bajo tierra durante millones de años sin la ayuda del hombre son realmente impresionantes, por lo que hoy en día buscamos lugares mágicos como cuevas y cavernas para maravillarnos con las estalactitas y estalagmitas que contienen.

 

Hemos seleccionado las 10 mejores cuevas de españa tan conocidas que sorprenderán y harán las delicias de sus compañeros espeleólogos, tanto niños como adultos.

 

  1. La Cueva de Valporquero, situada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León en la Cordillera Cantábrica, a unos 50 km al norte de León, consta de 6 salas con una longitud total de más de 1.300 metros y un pequeño lago subterráneo.

 

  1. (Gruta de las Maravillas) se encuentran en la comunidad autónoma de Andalucía, en la provincia de Huelva, cerca de la localidad de Aracena, a unos 90 km al noroeste de la ciudad de Sevilla. La longitud total de las cuevas es de más de 2 km, de los cuales 1400 m están abiertos al público. Estalactitas verticales, estalagmitas, aragonitos y un pintoresco lago cautivarán a cualquier visitante:

 

  1. (Cueva de El Soplao) se encuentra en la provincia de Cantabria, a unos 70 km de la ciudad de Santander. Se descubrió a principios del siglo XX durante los trabajos de una empresa minera que buscaba yacimientos de zinc. La cueva contiene rocas quimeras que se remontan a la era mesozoica. La longitud total de las paredes de la cueva es de 17 km, de los cuales sólo 4 están abiertos a los visitantes. En el año 2000 se encontraron aquí las partes más antiguas de insectos y plantas, de más de 100 millones de años:

 

  1. (Cuevas del Drach) se encuentra en una de las islas Baleares del Mediterráneo, en la isla de Mallorca, a unos 65 km al este de Palma. Incluye 4 cuevas, que están interconectadas y se formaron en las rocas por el mar. Las cuevas, abiertas al público, tienen una longitud aproximada de 2,5 km. En la última cueva hay un pintoresco lago subterráneo donde se celebran diariamente pequeños conciertos de música clásica:

 

  1. (Cueva de los Verde y Jameos del Agua) se encuentra en una de las Islas Canarias, en la isla de Lanzarote, a unos 30 km al norte de la ciudad de Arrecife y es un monumento natural único. La cueva se formó como resultado de una enorme erupción volcánica hace unos 5000 años. Los flujos de lava caliente quemaron un túnel en el suelo hasta el océano, de casi 7 km de longitud. Más tarde, los restos de lava fueron arrastrados fuera del túnel por la influencia de las olas del mar y hoy podemos admirar la increíble belleza de la cueva y las rocas volcánicas. También hay un pintoresco lago subterráneo y un restaurante:

 

  1. (Cuevas de Altamira) se encuentra en la provincia de Cantabria, a unos 30 km al oeste de la ciudad de Santander. La cueva fue descubierta en 1879 y no es muy grande. Tiene unos 270 metros de longitud, pero su belleza reside en los dibujos de las paredes, algunos de los cuales representan animales y huellas de manos. Según los estudios de los científicos, los dibujos fueron creados con carbón, ocre y otros materiales naturales y probablemente reflejan las creencias religiosas de los pueblos antiguos:

 

  1. Cuevas del Agua se encuentra en la provincia de Asturias, a unos 80 km al este de Oviedo, y está considerada la joya de la corona de Asturias. A la cueva de Cuevas del Agua se puede acceder en coche a través de un túnel de 300 metros de longitud. El interior de la cueva no sólo contiene estalactitas y estalagmitas, sino también especies vivas de plantas y animales como ranas, salamandras ciegas y helechos:

 

  1. Las Coves de Sant Josep están situadas en la provincia de Valencia, a unos 50 km al norte de la ciudad de Valencia. El sistema de cuevas de las Grottes es el río de mayor extensión de Europa.  Las bodegas se exploran y visitan en barco. Es un viaje cómodo y relajante durante el cual se puede disfrutar del silencio, la belleza de las grietas y el río subterráneo.

 

  1. La Cueva de Nerja se encuentra en la Comunidad Autónoma de Andalucía, a unos 60 km al este de Málaga y a 4 km de la ciudad del mismo nombre. A Nerja la llaman la “catedral de la naturaleza”. La singularidad de esta cueva kárstica de cuatro kilómetros de longitud radica en que en ella se encuentran la mayoría de las formaciones naturales conocidas por el hombre. Además, en la cueva se han conservado dibujos de personas antiguas. Aquí se celebra anualmente un festival de música y danza al que han asistido en diferentes años personalidades como Maya Plisetskaya, Montserrat Caballé, Mstislav Rostropovich, José Carreras y otros.

 

  1. Ladera de Porracolina se encuentra en la provincia de Cantabria, a unos 50 km al sureste de la ciudad de Santander, tiene 436 metros de profundidad y es un patrimonio de la naturaleza no sólo de Cantabria, también de toda España. La cueva fue descubierta por un grupo de espeleólogos en 2016 y ocupa el segundo lugar entre las diez cuevas verticales más profundas del mundo, solo por detrás de una cueva similar en Croacia.

Historia de la Cueva de los Tarantos

La historia de cueva de los tarantos con figuras muy importantes en el mundo del flamenco granadino: Luis Heredia “El Polaco”, Morenito de íllora y la cantaora Chonchi Heredia son algunos ejemplos. Las cuevas de “Los Tarantos” también han contado con la visita espontánea de artistas como Paquito Amaya, Vitorino de Pinos, Julio Terremoto, La Porrona, La Coneja, Bienvenido Maya o Guzmán Albea.

Las Cuevas “Los Tarantos” están situadas en el barrio del Sacromonte de Granada. Fundadas en 1972 por Don José Martín Quesada y Doña Concepción Maya Maya, se convirtieron en un lugar especial para la zambra flamenca. Hoy en día el establecimiento cuenta con tres cuevas diferentes para los espectáculos de flamenco. Cada noche las cuevas “Los Tarantos” ofrecen un auténtico espectáculo de zambra gitana, lleno de emoción, sentimiento y pureza.

Cuevas Los Tarantos es un lugar destacado para el flamenco en Granada. Está situado en el barrio del Sacromonte, el barrio gitano más importante de Granada, donde el flamenco se vive como un espectáculo especial dentro de sus cuevas. Zambra nació en el Sacromonte y sus raíces son el resultado de una antigua fusión entre las culturas morisca y gitana. Por su ubicación, frente a la Alhambra, es el lugar más emblemático del flamenco en Granada.

Se puede elegir entre unos entrantes con una bebida o una cena de cocina tradicional granadina. El menú es de temporada e incluye dos platos a elegir, más el postre y la bebida. Las entradas con la opción de transporte (ida y vuelta) incluyen la recogida en puntos céntricos (es posible la recogida directa en algunos hoteles de la ruta) y una vista panorámica desde el Mirador San Nicolás con vistas a la Alhambra. La ruta en minibús continúa por el Albaycín, un antiguo barrio árabe, pasando por las estrechas calles, salpicadas de los Cármenes, típicas casas particulares de Granada.

Desde 1972, la Cueva de los Tarantos ofrece un auténtico espectáculo de Zambra Gitana. Gracias a un espectáculo de gran calidad, se ha convertido en una importante zambra flamenca.

Desde hace más de treinta años, la familia Maya Martín, descendiente de sus fundadores (José Martín Quesada y Concepción Maya), deleita a su público con un espectáculo lleno de arte, emoción, pureza, color y pasión. Ponemos a su disposición hasta tres cuevas diferentes, donde cada noche los invitados disfrutan de un espectáculo sorprendente.

El público entra en un ambiente gitano e íntimo y se sienta alrededor de importantes artistas locales para vivir el flamenco con todo su “encanto”.

Se puede elegir entre unos entrantes con una bebida o una cena de cocina tradicional granadina. El menú es de temporada e incluye dos platos a elegir, más el postre y la bebida. Las entradas con la opción de transporte (ida y vuelta) incluyen la recogida en puntos céntricos (es posible la recogida directa en algunos hoteles de la ruta) y una vista panorámica desde el Mirador San Nicolás con vistas a la Alhambra. Desde 1972, la Cueva de los Tarantos ofrece un auténtico espectáculo de Zambra Gitana. Gracias a un espectáculo de gran calidad, se ha convertido en una importante zambra flamenca.

Mallorca, Una Historia En El Corazón De Las Tinieblas

El Monumento Natural consta de 1020 hectáreas protegidas debido a su gran valor paisajístico y natural. Precisamente, en esta cordillera, se encuentra una falla declarada como Monumento Natural de Andalucía por su valor geológico. No se tuvieron en cuenta factores geológicos, como el suelo arcilloso o el complejo kárstico que rodea a este enclave, que hicieron imposible que la presa pudiera almacenar agua. Para conocer este yacimiento, de difícil acceso a pie, es recomendable conocer el centro de interpretación ‘la Senda de los Milenios’, que está a los pies de la sierra de la Camorra. El término municipal de Cuevas del Campo, situado entre los 800 y 900 metros de altitud sobre el nivel del mar, se encuentra al noreste de la provincia de Granada, a 37º 36´ de latitud norte y 2º 55´ de longitud oeste, enclavado en una amplia altiplanicie miocénica, caracterizada por su elevada altitud y su relativo suave relieve, que contrasta vivamente con el cinturón de sierras que la circundan: Sierra Arana por el sureste, Cazorla, Segura y la Sagra por el noroeste, las de Baza y Filabres por el suroeste, y las de María, Topares y Jara al este.

En cuanto las cuevas del agua a la provincia de Granada, tanto la Cueva de las Ventanas, en Piñar, como la del Agua, en Iznalloz, son visitables, aunque para esta última es necesaria reserva previa. De hecho, la acción del Mediterráneo ha sido la que ha contribuido durante milenios -desde el Jurásico-, con su efecto erosivo, a la formación tanto de esta cueva como de otras situadas bajo el denominado Cantal. El director del Centro Cultural del Mar Rojo y autor de varios libros sobre la historia de Somalilandia, el doctor Jama Musse, también aboga por que las cuevas sean un puente intergeneracional. Así, podría ser una de las primeras obras de arte conocidas de la Humanidad. Ha sido el único yacimiento arqueológico malagueño que se ha incluido dentro del Itinerario Cultural Europeo ‘Caminos del Arte Rupestre’. Bajo el lema “Duende, arte y sabor” se están ganando a los turistas. Hoy ese líquido elemento pasa a la Cueva del Gato a través de este singular complejo espeleológico en forma de río subterráneo (Gaduares).

Sin embargo, en 2017 un nuevo estudio elaborado por la misma entidad ha descubierto que el calentamiento del agua induce la floración esta especie, por lo que es capaz de responder al calentamiento de una forma más plástica, compleja y resiliente de la pensada inicialmente. Al igual que la Cueva del Gato, aquí no está permitido el acceso sin el permiso pertinente. Se trata de un sistema de cuevas muy atractivo, que además cuenta con unos 140 cenotes dentro de su cavidad, los cuales con especies de sumideros naturales, que al colapsar dejan expuesta la roca madre y permiten la observación a través de ellos de la cueva con sus aguas subterráneas. Hay que tener en cuenta que se trata de un enclave que tiene unas visitadas limitadas al año, lo que le permite mantenerse lo más similar posible a cuando estuvo habitada. Cuenta con 4.823 metros de recorrido, lo que la sitúa entre las de mayor desarrollo topográfico de del país.

Todos los tiempos son aproximados y toman un carácter orientativo, no se han tenido en cuenta las paradas por pequeñas que sean. La importancia del conjunto kárstico radica en la cantidad y variabilidad de espeleotemas, como formaciones más características y que le aportan mayor valor ambiental, destacan las estalactitas con filos de hacha, estalactitas con punta de lanza, helicoidales y curvas, excéntricas, espículas de aragonito y velos o banderolas de hasta medio metro. Siguiendo una de las estrechas calles se alcanza una cornisa de piedra, que se encuentra sobre la Cueva del Agua y desde la cual se puede observar las vistas del Cañón del Ebro. Ubicada junto a la aldea de Maro, la cueva fue descubierta por casualidad por un grupo de jóvenes en 1.959. Desde entonces, se ha ido avanzando tanto en su investigación como en adecentar distintos pasajes para los visitantes que la deseen conocer.

Tanto el equipo «Movistar» como su patrón establecen sendos nuevos récords de victorias en la Copa del Rey MAPFRE. Entre sus salas más importantes, sobresale la de la Virgen, la del Volcán, la de Marco Craso y la de Noctiluca. Finalmente, hay tres cuevas profundamente excavadas en piedra con rejas y tanques entre los niveles séptimo a noveno, que muestran signos de fortificación durante la era del feudalismo georgiano. Le sobran motivos para ello, ya que allí se pueden apreciar manos pintadas con la técnica de la aerografía y signos realizados con los dedos, presentes sólo en unos pocos yacimientos en todo el mundo. Otra sorpresa mayúscula, que viene a indicarnos que la pintura no se inicia con los sapiens, como se había dado por sabido, sino con los neandertales. Ubicada en la zona conocida como El Cantal, esta gruta, habitada por el hombre prehistórico, es una joya de la geología, ya que está considerada como la única cavidad de origen marino de Europa.