Historia de la Cueva de los Tarantos

La historia de cueva de los tarantos con figuras muy importantes en el mundo del flamenco granadino: Luis Heredia “El Polaco”, Morenito de íllora y la cantaora Chonchi Heredia son algunos ejemplos. Las cuevas de “Los Tarantos” también han contado con la visita espontánea de artistas como Paquito Amaya, Vitorino de Pinos, Julio Terremoto, La Porrona, La Coneja, Bienvenido Maya o Guzmán Albea.

Las Cuevas “Los Tarantos” están situadas en el barrio del Sacromonte de Granada. Fundadas en 1972 por Don José Martín Quesada y Doña Concepción Maya Maya, se convirtieron en un lugar especial para la zambra flamenca. Hoy en día el establecimiento cuenta con tres cuevas diferentes para los espectáculos de flamenco. Cada noche las cuevas “Los Tarantos” ofrecen un auténtico espectáculo de zambra gitana, lleno de emoción, sentimiento y pureza.

Cuevas Los Tarantos es un lugar destacado para el flamenco en Granada. Está situado en el barrio del Sacromonte, el barrio gitano más importante de Granada, donde el flamenco se vive como un espectáculo especial dentro de sus cuevas. Zambra nació en el Sacromonte y sus raíces son el resultado de una antigua fusión entre las culturas morisca y gitana. Por su ubicación, frente a la Alhambra, es el lugar más emblemático del flamenco en Granada.

Se puede elegir entre unos entrantes con una bebida o una cena de cocina tradicional granadina. El menú es de temporada e incluye dos platos a elegir, más el postre y la bebida. Las entradas con la opción de transporte (ida y vuelta) incluyen la recogida en puntos céntricos (es posible la recogida directa en algunos hoteles de la ruta) y una vista panorámica desde el Mirador San Nicolás con vistas a la Alhambra. La ruta en minibús continúa por el Albaycín, un antiguo barrio árabe, pasando por las estrechas calles, salpicadas de los Cármenes, típicas casas particulares de Granada.

Desde 1972, la Cueva de los Tarantos ofrece un auténtico espectáculo de Zambra Gitana. Gracias a un espectáculo de gran calidad, se ha convertido en una importante zambra flamenca.

Desde hace más de treinta años, la familia Maya Martín, descendiente de sus fundadores (José Martín Quesada y Concepción Maya), deleita a su público con un espectáculo lleno de arte, emoción, pureza, color y pasión. Ponemos a su disposición hasta tres cuevas diferentes, donde cada noche los invitados disfrutan de un espectáculo sorprendente.

El público entra en un ambiente gitano e íntimo y se sienta alrededor de importantes artistas locales para vivir el flamenco con todo su “encanto”.

Se puede elegir entre unos entrantes con una bebida o una cena de cocina tradicional granadina. El menú es de temporada e incluye dos platos a elegir, más el postre y la bebida. Las entradas con la opción de transporte (ida y vuelta) incluyen la recogida en puntos céntricos (es posible la recogida directa en algunos hoteles de la ruta) y una vista panorámica desde el Mirador San Nicolás con vistas a la Alhambra. Desde 1972, la Cueva de los Tarantos ofrece un auténtico espectáculo de Zambra Gitana. Gracias a un espectáculo de gran calidad, se ha convertido en una importante zambra flamenca.

Mallorca, Una Historia En El Corazón De Las Tinieblas

El Monumento Natural consta de 1020 hectáreas protegidas debido a su gran valor paisajístico y natural. Precisamente, en esta cordillera, se encuentra una falla declarada como Monumento Natural de Andalucía por su valor geológico. No se tuvieron en cuenta factores geológicos, como el suelo arcilloso o el complejo kárstico que rodea a este enclave, que hicieron imposible que la presa pudiera almacenar agua. Para conocer este yacimiento, de difícil acceso a pie, es recomendable conocer el centro de interpretación ‘la Senda de los Milenios’, que está a los pies de la sierra de la Camorra. El término municipal de Cuevas del Campo, situado entre los 800 y 900 metros de altitud sobre el nivel del mar, se encuentra al noreste de la provincia de Granada, a 37º 36´ de latitud norte y 2º 55´ de longitud oeste, enclavado en una amplia altiplanicie miocénica, caracterizada por su elevada altitud y su relativo suave relieve, que contrasta vivamente con el cinturón de sierras que la circundan: Sierra Arana por el sureste, Cazorla, Segura y la Sagra por el noroeste, las de Baza y Filabres por el suroeste, y las de María, Topares y Jara al este.

En cuanto las cuevas del agua a la provincia de Granada, tanto la Cueva de las Ventanas, en Piñar, como la del Agua, en Iznalloz, son visitables, aunque para esta última es necesaria reserva previa. De hecho, la acción del Mediterráneo ha sido la que ha contribuido durante milenios -desde el Jurásico-, con su efecto erosivo, a la formación tanto de esta cueva como de otras situadas bajo el denominado Cantal. El director del Centro Cultural del Mar Rojo y autor de varios libros sobre la historia de Somalilandia, el doctor Jama Musse, también aboga por que las cuevas sean un puente intergeneracional. Así, podría ser una de las primeras obras de arte conocidas de la Humanidad. Ha sido el único yacimiento arqueológico malagueño que se ha incluido dentro del Itinerario Cultural Europeo ‘Caminos del Arte Rupestre’. Bajo el lema “Duende, arte y sabor” se están ganando a los turistas. Hoy ese líquido elemento pasa a la Cueva del Gato a través de este singular complejo espeleológico en forma de río subterráneo (Gaduares).

Sin embargo, en 2017 un nuevo estudio elaborado por la misma entidad ha descubierto que el calentamiento del agua induce la floración esta especie, por lo que es capaz de responder al calentamiento de una forma más plástica, compleja y resiliente de la pensada inicialmente. Al igual que la Cueva del Gato, aquí no está permitido el acceso sin el permiso pertinente. Se trata de un sistema de cuevas muy atractivo, que además cuenta con unos 140 cenotes dentro de su cavidad, los cuales con especies de sumideros naturales, que al colapsar dejan expuesta la roca madre y permiten la observación a través de ellos de la cueva con sus aguas subterráneas. Hay que tener en cuenta que se trata de un enclave que tiene unas visitadas limitadas al año, lo que le permite mantenerse lo más similar posible a cuando estuvo habitada. Cuenta con 4.823 metros de recorrido, lo que la sitúa entre las de mayor desarrollo topográfico de del país.

Todos los tiempos son aproximados y toman un carácter orientativo, no se han tenido en cuenta las paradas por pequeñas que sean. La importancia del conjunto kárstico radica en la cantidad y variabilidad de espeleotemas, como formaciones más características y que le aportan mayor valor ambiental, destacan las estalactitas con filos de hacha, estalactitas con punta de lanza, helicoidales y curvas, excéntricas, espículas de aragonito y velos o banderolas de hasta medio metro. Siguiendo una de las estrechas calles se alcanza una cornisa de piedra, que se encuentra sobre la Cueva del Agua y desde la cual se puede observar las vistas del Cañón del Ebro. Ubicada junto a la aldea de Maro, la cueva fue descubierta por casualidad por un grupo de jóvenes en 1.959. Desde entonces, se ha ido avanzando tanto en su investigación como en adecentar distintos pasajes para los visitantes que la deseen conocer.

Tanto el equipo «Movistar» como su patrón establecen sendos nuevos récords de victorias en la Copa del Rey MAPFRE. Entre sus salas más importantes, sobresale la de la Virgen, la del Volcán, la de Marco Craso y la de Noctiluca. Finalmente, hay tres cuevas profundamente excavadas en piedra con rejas y tanques entre los niveles séptimo a noveno, que muestran signos de fortificación durante la era del feudalismo georgiano. Le sobran motivos para ello, ya que allí se pueden apreciar manos pintadas con la técnica de la aerografía y signos realizados con los dedos, presentes sólo en unos pocos yacimientos en todo el mundo. Otra sorpresa mayúscula, que viene a indicarnos que la pintura no se inicia con los sapiens, como se había dado por sabido, sino con los neandertales. Ubicada en la zona conocida como El Cantal, esta gruta, habitada por el hombre prehistórico, es una joya de la geología, ya que está considerada como la única cavidad de origen marino de Europa.